domingo, 9 de septiembre de 2012

Un otoño aún vacío

~Trasteando por mi habitación encontré restos casi olvidados de enero. Bufandas, pañuelos, vaqueros largos con agujeros. Botas, calcetines largos, anoraks. Pañuelos llenos de microbios, recordando aquella enfermiza (oh, enfermiza en todos los aspectos) Navidad. 
También encontré trocitos de febrero. Más prendas de invierno. Ilusiones, desilusiones y alguna que otra decepción. Cerré la caja donde se encontraban aquellos meses fríos y cubiertos con un cierto sabor a amargura.

Los meses primaverales ni siquiera los intenté recordar. Kilos, kilos y más kilos. Grasa, grasa y más grasa, donde solo hueso había. Meses duros por más de mil y una razón. Quizá fuera por mí, quizá fuera por ellos.
Una almohada húmeda, húmeda por todas las lágrimas que en ella se habían derramado sin orden ni concierto.

Junio, al fin llegó junio. Un mes lleno de luz y calor. Sí, se notaba aquella sensación veraniega que tanto echaba en falta. Esperando con ansia un verano, que sería recordado, en lo bueno y en lo malo.
Julio. Un mes sin descripción, solo hay palabras sueltas. Decepción, amistad, sorpresas, más decepción y algunas lágrimas con y sin importancia, piscina, amigos, él.
Y al fin agosto, otro mes veraniego esta vez más alegre que el resto, en el cual decidí abandonarme a la suerte. No pensar en nada, olvidarme de todo.

Septiembre. Un mes raro. Mitad otoño, mitad verano. Unos días en Galicia. Verde, agua, mucha agua, playas perfectas, tradiciones, meigas, muchas meigas, supersticiones, una tierra mágica a su manera.
A punto de acabar las vacaciones, me despido de unas personas y saludo a otras. Esperando un nuevo curso, vacilante, lleno de incertidumbre y algunas dudas.

Por fin abandono la habitación, dejando una caja libre para este otoño. Un otoño aún sin descripción. Sin recuerdos. Una caja esperando ser llenada con palabras, hechos y alguna que otra sonrisa.

4 comentarios:

  1. ¡Yo quiero formar parte de ese otoño!
    Y es que te echo tanto de menos últimamente...
    Mil besos, pequeña W.


    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Formarás parte, puedes estar convencida.
      Yo también te echo de menos, y mucho.
      Mil besos para ti, M.

      Eliminar
  2. ¡Y QUITA YA ESO DE PONER LAS LETRAS Y LOS NUMERITOS, COÑO!
    Te quiere,

    M. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja letras y numeritos ? xD creo que no te sigo

      Eliminar